Entrevista con Jac Avila sobre su nueva película – DEAD BUT DREAMING

No has estado muy dispuesto a revelar mucho sobre tu siguiente película  Dead But Dreaming – entonces, ¿qué puedes decir al respecto?

Conceptualizo Dead But Dreaming como una épica aristotélica. De bajo presupuesto, pero aún así épica. Es verdad que no he estado muy dispuesto a revelar muchos detalles durante esta etapa de la producción, pero lo que sí puedo decir es que la película narra la historia de personajes intrigantes a través de varias épocas. Es una película de terror y fantasía sobre personas que beben sangre para sobrevivir, y viven por mucho tiempo si es que no son asesinadas, claro.

Es algo así como un cruce entre Jean Rollin con Hammer Films y con un toque de True Blood, con más sangre, sexo, tortura y violencia. Y ahí la tienen – la gran revelación. Dead But Dreaming es una épica sobre vampiros.

¿Cuales  fueron algunas de tus inspiraciones para Dead But Dreaming, y cómo se inició el proyecto?

La idea original para esta película la tuve hace mucho tiempo. Escribí un guión hecho a medida para Carmen Paintoux – la protagonista de Martyr,  y Veronica – la protagonista de Sirwiñakuy.

Hice un par de escenas de ensayo con ellas y eran fantásticas, pero no tenía los fondos en ese entonces y la tecnología no estaba en el punto que está hoy – esto fué durante la década de los 90 – entonces la historia quedó guardada durante todo este tiempo. Traté de resucitarla un par de veces pero me estrellaba contra bloqueos mentales, creativos y financieros.

Mientras corría el tiempo, fué muy obvio que la historia ya no se podía hacer de la forma en que había sido concebida. Carmen y Veronica ya no eran adolescentes… Entonces, tuve que cambiar la historia, manteniendo el espíritu, pero casi todo lo demás tuvo que ser sacrificado. Lo cual fué difícil, yo estaba enamorado del guión original.

Después del lanzamiento de Maleficarum, nos encontramos con fondos extra para la producción, y además una persona muy bondadosa a quien le encantó lo que habíamos logrado con la película de la inquisición, quizo contribuír a nuestra próxima producción.

Pero lo que cerró el trato para el proyecto fué que Veronica, quien es vital para la historia, estaba disponible y dispuesta a venirse desde Francia de inmediato. Entonces era obvio que por fín estabamos listos para rodar esta película. Lo demás cayó en su lugar.

Tengo entendido que la película se encuentra actualmente en la etapa de producción. ¿Cuanto han avanzado, y qué puedes decir del rodaje hasta el momento?

Hemos rodado casi la mitad de la película. Todas las partes de Veronica están terminadas, así que ella ha vuelto a casa y seguímos rodando el resto.

Se completaron algunas de las escenas más difíciles antes de la partida de Veronica y antes de que Amy Hesketh tuvo que ir a Nueva York por unos días. Una secuencia implicaba filmar durante tres días en un museo, donde tuvimos una escena de una azotada y ejecución.

Otra secuencia toma lugar en la Isla del Sol, en el medio del Lago Titicaca. Fué muy difícil llegar a esa locación remota con todo nuestro elenco y equipos. Contratamos un minibus que se descompuso en la carretera. Tuvimos que esperar su reemplazo. Luego de llegar a las orillas del lago, muchas horas después, tuvimos que cruzar el estrecho de Tiquina en una lancha, luego tomar el minibus a Copacabana y, de ahí, un viaje de tres horas en bote para llegar a la isla. Aparte de esas dos locaciones y escenas difíciles, todo lo demás está corriendo bien. Lo cual no implica que no tengamos escenas difíciles en el futuro.

De las imágenes que se han hecho disponibles, Dead But Dreaming parece saltar entre diferentes épocas para contar su historia. ¿Porqué? ¿Qué tal el reto para hacer eso en cuestiones de producción, especialmente con un bajo presupuesto?

Este es un proyecto muy ambicioso. Cada vez que  describía una escena a Amy, que está produciendo conmigo, le hacía entrar en shock. Y aún ocurre algo así. Sin embargo, ella enfrenta al reto y aquí estamos, produciendo la película más difícil que yo he hecho hasta el momento. Me encantaría viajar por el tiempo. Si eso fuera posible, de seguro haría muchos viajes. Ya que no se puede, tengo una buena segunda opción – recrear el pasado para entretenerme.

Para contar la historia, debo entrar en el detalle de porqué ciertos personajes son como son y cual fue el inicio de las cosas; y la única manera interesante y cautivante de hacer eso es viajar por el tiempo. No me agrada la idea de relatar esa parte de la historia con narración o algo así.

Es un reto, por supuesto, ya que estoy recreando periodos que se dispersan entre el tiempo y el espacio. Una de las épocas es alrededor de 10.000 años AC, en los Andes, en una área donde se cree que ha sido el sítio de la misteriosa Atlántida en un periodo del cual conocemos muy poco pero es muy importante para la historia. En esta parte de la película, entro en la mitología, pero es una mitología de mi propia creación, incluyendo un par de lenguas que en la historia son la raíz de los idiomas futuros.

Otra época es la de Grecia, 57 años AC, de lo cual sabemos mucho más – pero sin viajar a Grecia para filmar. Aquí, me inspiré en los antiguos dramas griegos y la mitología, prestándome fragmentos de un viejo cuento.

De esa época, damos un salto al síglo XIX, cuando América del sur iniciaba sus guerras de independencia. Entonces el argumento se coloca en un contexto histórico. Luego, viajamos a Francia en 1944 – durante la segúnda guerra mundial – pero solo para una escena corta que narra la liberación de un pueblo francés de los Nazis y un calabozo de la Gestapo.

Finalmente, llegamos a una época más contemporánea, donde se ven dictadores autoritários, un complot para controlar la base económica de algún país, etc. Pero todo esto dentro de la historia principal, la que se inicia más de 10.000 años atrás.

La parte más difícil de la producción es encontrar o fabricar el vestuario. Pero, por suerte, hemos encontrado que algunas instituciones son muy colaboradoras. Conseguímos el verdadero uniforme de un héroe nacional del síglo 19 para vestir al personaje del gobernador. Junto con ese uniforme, entre otros, tambien recibimos ármas antiguas… Fué fantástico.

Las locaciones no son difíciles de encontrar, nos rodean. Algunas tienen fácil acceso y otras no. Pero todas están disponibles. Una parte difícil es el sonido. Estamos en una ciudad que tiene la contaminación sonora más horrenda que puedes encontrar. Conductores enamorados de sus bocinas, manifestantes enamorados de sus cohetillos y vendedores de música pirata que tienen sus parlantes con tal volumen que hacen vibrar a la ciudad. Evitar o ignorar el terríble ruido de la ciudad es un gran trabajo. No se pueden tener sonídos de camiones o ambulancias en el síglo diecinueve.

Logramos producir Maleficarum con menos de la mitad del presupuesto que tenemos para Dead But Dreaming, entonces creemos poder lograr ésta película con lo que tenemos. Si hay algo que sí tengo es la experiencia de trabajar con micro presupuestos, o hasta presupuestos no existentes.

Para complementar la anterior pregunta: ¿Sientes algún estímulo especial, como director, al rodar una película de época? 

En primer lugar, me encanta el reto. Las historias que tengo en mente tienen sentido si son ambientadas en el pasado. Me siento más cómodo contando historias violentas y sádicas si estoy distanciado de la realidad por unos cientos de años. Tambien entro en la fantasía, las imágenes que los viejos cuentos y la historia nos dan. Todo eso me estimula. Las partes feas de la historia tienen una atracción para mí y aparentemente a muchas personas que poco a poco se convierten en nuestro público fiel.

¿Qué puedes decir de tus métodos generales de direción para Dead But Dreaming?

Tengo algunas escenas muy difíciles en Dead But Dreaming.Tengo que lidiar con un gran número de personas en locaciones donde no tengo el 100% del control. Entonces tengo que adecuarme a eso. Muchas de las personas con las que estoy trabajando no tienen mucha experiencia, entonces tengo que ser muy preciso en lo que les pido hacer. No puedo esperar que muchos de ellos tomen la iniciativa, que creen sus personajes de la nada. Todo tiene que venir de mí.

Para contrarestar las limitaciones, estoy trabajando con un grupo de actores muy talentosos y un pequeño equipo de personas muy profesionales y experimentadas, entonces sé qué esperar de ellos y puedo relajarme un poco.

Lo que no hago es pedir a las personas algo que no pueden dar. Tengo mucha intuición en ese sentido. No pierdo tiempo tratando de colocar un cubo dentro de un hueco redondo.

Confío totalmente en la experiencia y talento de mis protagonistas, en particular Amy quien, hasta el momento, ha tenido el trabajo más duro de la película. La parte difícil para mí es asegurarme que vaya hasta el límite en las escenas sin exigir demasiado de ellas. Tienen un trabajo difícil y me preocupa bastante su bienestar.

Las tres actrices, Veronica Paintoux, Amy Hesketh y Mila Joya, son veteranas de tus cintas. ¿Qué las trae de vuelta a tí y cómo son normalmente sus colaboraciones?

Con Vero, Amy y Mila hay mucha confianza. Sé hasta dónde están dispuestas a llegar y éllas saben cuanto puedo pedirles. Me ecanta trabajar con ellas. Me siento muy cómodo y ellas tambien.

Y es interesante ver como ellas hacen que los demás se sientan cómodos en escenas que son difíciles de rodar. Tuvimos una escena en la cual Amy fué violada por cuatro soldados. Solo uno de los actores había tenido experiencia en algo así, el torturador/violador de Maleficarum. Los otros tres eran neófitos. Pero Amy les hizo sentir muy cómodos al tratarla de una forma horrenda. Durante la escena, ella se encuentra prácticamente desnuda y los soldados toman turnos, alardeando y burlandose, mientras Amy llora a gritos incapáz de defenderse. Era muy incómodo para mí. Es algo muy duro para Amy, y realmente incómodo para los actores interpretando a los soldados violadores. Es difícil para un actor interpretar un papel donde tiene que ser la pura representación del mal.

Cuando filmamos la escena del azoteo público, Amy estaba desnuda casi todo el tiempo pero lograba que todos los extras – que nunca habían visto algo así – se sientan muy cómodos con la situación. Hace bromas, sin mostrar su incomodidad cuando no estamos filmando y logra diluír la tensión. Tiene un carácter ameno y hace que todos sientan que es muy divertido, aún si no es el caso para ella. Es lo mismo con Vero o Mila, hacen que todos se sientan bien cuando la situación es en realidad muy difícil para ellas y difícil de presenciar.

Cuando estabamos filmando en la Isla del Sol, habían muchos turistas paseando. Hay una escena donde Vero se encuentra desnuda y cubierta de sangre. Pero tiene un giro inesperado. Estábamos filmando esa escena y muchos de los turistas se quedaron para ver. Cuando vino el giro, empezaron a aplaudir y chillar. Fué divertido.

Obviamente, lo que me atrae a ellas cada vez es su tremendo talento y belleza; y el hecho de que trabajamos bien juntos. ¿Porqué ellas siempre vuelven? … No sé. Debo ser muy encantador, pero no lo sé.

Tengo entendido que tú tambien actuas en Dead But Dreaming. Sin revelar demasiado… ¿podrías hablar sobre tu papel, y porqué escojiste ese papel para tí?

Originalmente, mi papel era minúsculo. Aparecía al comienzo de la historia, para justificar la existencia del personaje de Vero, y después aparecía al final. Una razón es que yo me parezco un poco a la figura “histórica” que inspiró al personaje y tenía una idea muy específica de como tenía que ser. Pero, al elaborar el guión, veía que el personaje aparecía  en todo lado como si quisiera ser más importante o algo así. Entonces…ahí lo tienes. Pero ya no soy la figura “histórica” en la que se estaba basando el personaje, soy alguien distinto. Hasta pensé tal vez darle el papel a otro actor, pero no encontré a nadie con mi parecido y encanto diabólicos.

Cuando escojo un papel para mí, es uno que sentiré bien hacer. Dirigir y actuar al mismo tiempo es complicado, entonces no me puedo dar un papel tan complejo como el de Barbazul, donde fuí dirigido por Amy.

En este papel, actúo junto a Mila y Amy casi todo el tiempo. Comienzo con Vero, con quien tengo una conversación corta y fea pero después de eso ya no la veo más en la película y se convierte en mi obsesión a través de las épocas. La mayor parte del tiempo comparto la escena con Mila o Amy o ambas y, como quitan la atención en mí, facilita las cosas y está muy bien.

¿Qué puedes decir del resto del elenco y equipo?

Tengo un grupo de actores con los que trabajamos en Maleficarum y Barbazul. Además, traje al elenco a Jorge Ortiz, un actor Boliviano de renombre que nunca había trabajado conmigo antes. Todos hacen un excelente trabajo.

Mi equipo es pequeño, el mismo con el que trabajé en Maleficarum con una adición – la nueva maquillista. El director de foto, Miguel Canedo, es mi colaborador más importante porque le dá a la película su estética visual. Y claro que tengo a Amy como productora y cuidadora de animales (me refiero a mí, no al caballo) que se asegura que dirija bien y que todos estén haciendo su trabajo; algunas veces, cuando estoy actuando, élla dirije la escena.

Tus anteriores películas, Martyr y Maleficarum tenían bastante tortura y elementos de ese tipo. ¿Existe algo comparable en Dead But Dreaming?

Bueno, no tanto como en Maleficarum, pero más que en Martyr. La tortura y escenas violentas en Dead But Dreaming son feítas, pero nunca al nivel de Maleficarum. Aunque se podría decir que tienen su propio nivel de intensidad.

Martyr fué una película más personal. La tortura era buscada por la protagonista, Camille, que hizo que todos a su alrededor juegen un papel en su pasión. La búsqueda de Camille por el sufrimiento Es la historia. En Maleficarum,  tenemos a un inquisitor que hace todo lo posible por hacer un infierno para Mariana y Francisca – las acusadas. Sus métodos son extremos y ese es el enfoque de la historia.

En Dead But Dreaming la tortura no es la historia. Es una gran parte, pero no es la temática central. Esa sería una diferencia básica.

La pregunta del millón: ¿Existe al menos una fecha tentativa para su lanzamiento?

No hemos considerado eso aún. Terminaremos de filmar en Marzo, posiblemente. Si resulta con la misma facilidad que Maleficarum, es posible que esté lista a fines de Octubre. Pero no esperamos lanzar la película hasta el próximo año en todo caso.

¿Algún proyecto futuro después de Dead But Dreaming?

Amy está preparando unos guiones que vamos a filmar durante el año. Pero yo estoy totalmente comprometido a éste proyecto que, en ralidad, no es solo UNA película. Son dos, hasta el momento; y si Veronica retorna en Septiembre – estamos negociando – podría llegar a ser una historia de tres partes. Y si la historia aguanta más, podría haber una parte IV … a eso me refería con que Dead But Dreaming es una épica aristotélica. Podría seguir y seguir y seguir.

¿Páginas web, Facebook y lo demás?

http://pachamamafilms.com

http://vermeerworks.com

https://www.facebook.com/jac.avila

https://www.facebook.com/deadbutdreamingmovie

http://jacavila.blogspot.com/

http://amyhesketh.blogspot.com/

¿Algo más que quieras comentar?

Las cosas están corriendo bien, mucho está sucediendo con nuestros trabajos. Sirwiñakuy fué invitada a participar en un festival en Nueva York – CineKink 2012 –  donde fué recibida con mucho entusiasmo. A Amy la categorizaron de “genia visual.” Mientras tanto, acá en Bolivia, Maleficarum fué censurada por la Cinemateca. Lo extraño es que una película como L.A. Zombie fué exhibida ahí mientras que Maleficarum fué censurada. No entendemos por qué. La razón declarada por no mostrar Maleficarum es: “tiene lenguaje muy explícito” – no sabemos qué significa eso. Es una excusa pobre.

Las películas que hago son muy explícitas, como sabes. No me limito a sugerir. Lo muestro tal como es, o como me imagino que debe ser. Entonces, si Maleficarum fué censurada, es fácil adivinar que Dead But Dreaming lo será tambien. Por otra parte, si Dead But Dreaming tiene el mismo éxito comercial que Maleficarum, entonces realmente tendremos algo muy especial.

¡Gracias por la entrevista!

Gracias por la oportunidad de hacer correr la voz.

– por Mike Haberfelner.

(Esta entrevista apareció en SearMyTrash en febrero de éste año (2012).  Traducida del ingles por Erik Avila)


One thought on “Entrevista con Jac Avila sobre su nueva película – DEAD BUT DREAMING

Comments are closed.